Expediente Warren: The Conjuring

imagen-5

Ya ha llovido desde aquel día que, un tal James Wan, nos sorprendía a todos con una de las películas que ya forman parte del cine de culto. Hablamos de “Saw”, aquel thrillers sádico con uno de los mejores finales vistos en la actualidad, en este tipo de películas, claro está.

Parecía prometer el inicio del director nipón, lástima que se estampo (sobretodo a nivel taquilla) con la maltratada “Dead Silence” (Silencio desde el mal), donde ya apuntaba que el terror era lo suyo.

Pero no fue hasta “Insidious” que no demostró todo su arsenal. “Insidious” ha pasado a ser una de las mejores películas de terror de la actualidad, mostrando ese gran homenaje a las cintas de posesiones y espíritus, así como de casas encantadas, de los 70 y 80. Y lo consiguió con creces, incluso utilizando metodos de la (querida) serie B.

03_Apr_2013_15_07_07_1

Pero algo faltaba para despuntar, y ese algo llega precisamente hoy. “El Expediente Warren: The Conjuring”, es la obra cumbre de James Wan hasta la fecha y posiblemente una de las mejores películas de terror y miedo de los últimos años.

Si bien recuerda en ciertos momentos a “Insidious” (Temática, sucesos, etc), está trae el atractiva del morbo de ser basada en hechos reales. (Recomendación buscar las investigaciones de los Warren, interesante como mínimo).

James Wan decide coger todo lo que mejor se le da: posesiones, fantasmas, casas y muñecos (muñeca en este caso) y tirar de FX de maquillaje dejando el CGI para los que no saben y dar una película de miedo de las de antes, de las de verdad. Bravo.

Los Warren es un matrimonio que se dedica a descubrir fantasmas y como van de casa en casa, y de universidad a universidad a explicar sus hallazgos, hasta que conocen a una familia de lo más típica, que dejará de serlo en breve.

Perfecta a nivel técnico, mostrando esos grandes homenajes en forma de planos secuencias largos y bien ejecutados (gran trabajo fotográfico) y en toda la estructura de la historia (dos vidas familiares que se mezclan), una historia contada de forma sublime con un ritmo ascendente, terroríficamente ascendente.

James Wan hace algo que se agradece y parecía que se había olvidado el cine por completo. Esto es dar poder de horrorizar al espectador con simples puertas, ventanas, sombras, luces, sin mostrar nada pero mostrando tanto y evitando sustos gratuitos (véase “Sinister”) que te apartan de todo clímax posible.

Además de toda la parte literaria, así como técnica visualmente, el sonido y la banda sonora acompañan a la historia pero no quitando el protagonismo a las imágenes. No nos asusta un estruendo de piano o de cuerdas, nos asusta lo que vemos, ya que lo que vemos está hecho con ese cariño y trabajo que pocos directores en la actualidad saben hacer (hablando del cine de terror).

expediente-warren-imagen-13

Se agradece también el no uso de CGI para crear a los entes (como ya paso en “Insidious”), así como el uso de los típicos utensilios que ya son la marca del director (pero que miedo dan esos muñecos, ni Chucky en su buena época).

Si bien, todo es tan redondo, el final puede llegar a flojear, ese clímax que sube a lo más alto pero se queda a medio camino. No decepciona, para nada, pero a lo mejor estamos mal acostumbrados y le pedimos demasiado al bueno de Wan.

Recomendable al 100%, homenaje en toda regla de un verdadero fan de “Al final de la escalera”, “El Resplandor” e incluso “El exorcista” y “La Profecía”. James Wan que bien nos caes y que ganas hay ya de ver la segunda entrega de “Insidious”, así como el paso al cine de acción con “A todo gas 7” (miedo me da).

Lo mejor: La atmósfera, las locuras de Wan detrás de la cámara, brillantes, los planos secuencias y  los giros imposibles. Prácticamente todo.

Lo peor: A tenido que llover mucho para ver una maravilla así y por eso el final parece no estar a la altura sin ser absolutamente nada malo, pero podría haber mantenido un poco más mala leche (hay que tener en cuenta que se basa en un hecho real).

Puntuación: 8’75

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.